Marzo 13, 2021

5 técnicas sencillas y efectivas para calmar tu mente y aprender a vivir una vida al estilo Mindfulness

Escucha "E4 • 5 técnicas sencillas y efectivas para calmar tu mente y aprender a vivir una vida al estilo Mindfulness • Cápsulas de Reflexión • Cultu" en Spreaker.

Por Gisela Gilson | Seguramente en algún momento te has sentido como lento, falta de concentración, dificultad para tomar algunas decisiones e incluso agotamiento y has deseado poner tu mente en blanco.

Hoy en el cuarto episodio de “Cápsulas de reflexión” voy a compartir contigo 5 técnicas sencillas y efectivas que te ayudarán a darle un respiro a tu mente y cuidar de tu salud mental.

Sin embargo primero me gustaría aclararte que dejar de pensar es imposible, tan imposible es dejar de respirar, nuestra mente es una máquina que no para ni siquiera cuando estamos dormidos, los pensamientos son incontrolables y para que puedas comprobarlo, te voy a pedir que en este momento ​NO​ pienses en un elefante blanco…

Te apuesto a que, por una lado yo te lo estoy pidiendo, ya lo estás dibujando en tu mente, tranquilo, a todos nos pasa. Basta con ​no querer pensar en algo, para que ​más pensemos en eso, y seguramente lo has experimentado cuando has terminado una relación y has decidido firmemente dejar de pensar en esa persona, entonces parece que fuera al revés más piensas en ella, solo con el tiempo y dándole permiso a otros pensamientos es que poco a poco dejar de pensarla hasta que un dia te percatas que ya ni la recuerdas.

Por esta razón lo mejor es no pelear con nuestros pensamientos, hacerlo es inutil y desgastante, es preferible ​aceptarlos y luego, dirigir conscientemente nuestro ​foco de atención en otra cosa que nos de tranquilidad.

Segundo, es importante que tomes en cuenta que los pensamientos angustiantes tienen características muy particulares: son catastróficos, siempre ven lo peor de las circunstancias, se refieren a cosas que no podemos controlar, que escapan de nuestro campo de acción (o están en el futuro o están en el pasado) y son irracionales, carecen de lógica y sentido.

Las técnicas que te voy a compartir no son para que intentes poner la mente en blanco, ni para que transformes estos pensamientos, sino más bien para que los reconozcas y puedas bajarle las revoluciones, para no rumiar con ellos, es decir, como leer un cuento pero no hacer de ese cuento una película de drama o terror.

5 técnicas sencillas y efectivas para calmar tu mente

Además las puedes aplicar dentro de la cotidianidad de tu día… Estas técnicas son las siguientes, si quieres toma nota:

1) Conecta conscientemente con tu respiración por lo menos dos veces al dia, no necesitas estar en un lugar apartado y tranquilo, basta con tomarte un par de minutos, para dirigir tu atención plena al acto de respirar, de inhalar y exhalar el aire a tu ritmo natural, tomando conciencia plena de cómo entra y sale de tu cuerpo.

2) Relentiza conscientemente alguna actividad de tu dinámica diaria. Por ejemplo, decide por hoy, manejar o vestirte más lento de lo habitual.

3) Al conversar con alguien calla de manera consciente tus voces internas, concentrando tu atención de manera plena en lo que el otro te dice, sin pensar en lo que vas a responder, sólo mantén tu atención en lo que estás escuchando.

4) Si tienes acceso a la naturaleza, haz contacto visual con algún insecto o puede ser también un pez dentro de una pecera, y observa detalladamente sus colores, imagina su textura, su estructura y cada uno de sus movimientos por un lapso de un par de minutos.

5) ​Crea, dibuja y pinta alguna mandala. Las mandalas son figuras geométricas conectadas entre sí, que parten de un centro para formar un círculo. Hazlo con plena conciencia de cada una de las figuras que vas agregando y ve disfrutando poco a poco de tu creación, libérate de la necesidad perfección, sólo dale riendas sueltas a tu creatividad, y déjate llevar.

Aplicar estas cinco técnicas te ayudarán a cuidar de tu salud mental y a aligerar tus pensamientos y créeme que te pueden ocurrir cosas que te pareceran mágicas y que quizá te sorprendan, como por ejemplo, te rendirá más el tiempo. Y es que los pensamientos pesan, disminuir los que nos causan malestar, nos permite: mayor concentración, agilidad mental y comprensión de las cosas.

Y para finalizar dos recomendaciones: primero, recuerda que dormir es el alimento natural de nuestra mente, por eso es tan importante respetar nuestras horas de sueño, y segundo, si sientes que no logras poner en práctica estas técnicas y recomendaciones, y que la situación se te escapa de las manos, recuerda que no está mal pedir ayuda, esto no es un signo de debilidad sino de amor propio.

Soy Gisela Gilson, me despido y espero pronto, coincidir nuevamente contigo, en otra CÁPSULA DE REFLEXIÓN. Si quieres saber más sobre este tema u otros, sígueme por Instagram, @capsulasdereflexión.

Imagen de portada: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 1
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0