Marzo 21, 2011

La tragedia desde la óptica japonesa

La tragedia desde la óptica japonesa
Maiko Ogura y su esposo, JM Cañizares, recopilaron y tradujeron varios tweets de japoneses que dan testimonio de cómo han estado actuando los nipones en momentos donde, en cualquier otro país, seguramente se habría sumado el caos social -en algunos más que en otros.

 “En el Disney Land, le regalaron snacks y dulces a los visitantes. He visto que las adolescentes cogieron muchas bolsas, y pensé “¿qué están haciendo ellas?”. Resulta que esas adolescentes repartían esas bolsas para los niños que están evacuados. Me ha conmovido su gesto. Los que tenemos niños, no podemos movernos, era una gran ayuda.”
“Hubo muchísimo atasco y casi pasaba 1 coche por cada semáforo verde. Pero me he emocionado por ver que la gente está dejando pasar a otros. En los cruces hubo momentos en los que durante casi 5 minutos ningún coche se movía, debido al atasco. Durante mi conducción de 10 horas,nunca escuché ningún klaxon nada más que para dar las gracias. Pasé mucho miedo, pero por esa experiencia, adoro más a mi país: Japón.”
 
“He estado en el anden con mucho cansancio. De repente, unos mendigos se acercaron y nos regalaron sus cartones para que no pasásemos más frío. Nosotros no le hacemos mucho caso normalmente. Son muy amables.”
“Hay muchos dibujantes que están dibujando preciosas obras de arte para animar a  la gente. Todo el mundo quiere ayudar con lo que pueda.”


“Ayer por la noche, estaba volviendo de la universidad a casa andando. La panadería, que normalmente está cerrada a esa hora, estaba abierta y regalando pan a la gente. En esta circunstancia, la gente encuentra cosas que puede hacer y las realiza. Es emocionante. No está nada mal Tokio.”
 “He podido comprar en un supermercado. Me emocionó porque la mayoría de los clientes pensaron en los demás y compraron lo mínimo necesario.
 


Hablé con un taxista, un trabajador de la estación y una mujer desconocida. Todos estábamos cansados sin poder volver a casa, pero nadie se puso agresivo, usaban palabras amables, y pensaban en los demás. “Todos estamos en el mismo barco”. He pensado en la palabra “todos”. Es una cultura que quiero cuidar y heredar.
  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0