Diciembre 30, 2018

15 frases cotidianas que limitan tu crecimiento personal

15 frases cotidianas que limitan tu crecimiento personal

Por Daniel Colombo | 

El lenguaje está habitado de significados. Todo lo que te dices interiormente y lo que expresas a otros, transforma tu realidad.

Partiendo de esta base, cada uno es co-artífice de sus experiencias de vida, porque, más allá de estar influidos por el entorno -y, a la vez, influenciarlo en positivo o negativo mediante nuestras acciones-, las personas que avanzan en su desarrollo en cualquier ámbito son aquellas que se hacen 100% responsables de sí mismas.

Sin embargo, hay muchas creencias que limitan tu crecimiento. Son pensamientos y frases que expresas en automático -en voz alta o en tu interior-, y que determinan la forma en que se manifestarán las cosas.

Quizás hayas observado a personas de tu entorno con un lenguaje contaminado de palabras tóxicas. A veces es más fácil detectarlas en los demás, que corregirlas en uno. Sin embargo, todos tenemos nuestro propio diccionario de frases limitantes.

Lo que es dicho al pasar parecería ser inocente… aunque no lo es: todo comunica y tiene la potencia suficiente para activar o desactivar tus mejores planes.

La sugerencia es que busques hacer lo que llamo “ecología verbal”: limpiar tu mente y tus cadenas de creencias de todos los pensamientos que limitan tu crecimiento. Es una tarea ardua, puesto que vienes programado desde que naces con estas formas de expresión.

Para hacerlo, necesitas observarte conscientemente todo el tiempo, e ir reemplazando las sentencias limitantes por otras que sean potenciadoras. Éstas funcionan como un disparador de energía creadora que te ayudará a proyectar tus anhelos y metas aún sin necesidad de que lo creas: simplemente sucede al reprogramar tu mentalidad limitante.

15 frases cotidianas que limitan tu crecimiento personal

Hay miles de expresiones que restringen tu auto desarrollo; aquí presento estas quince, como un ejemplo. Puedes agregar las más comunes para ti, y empieza a reemplazarlas conscientemente por creencias potenciadoras hasta que funcionen tan en modo natural y automático como las que arrastrabas en forma limitante.

En este artículo propongo algunas frases como potenciación; más que cambiar las palabras, son, en esencia, afirmaciones positivas para transformar paulatinamente el switch mental:

No se puede tener todo.

Esta frase restringe cualquier posibilidad de éxito. Poténciala así: “Estoy recibiendo más de lo que necesito”. 

Soy un desastre para… (tal cosa).

Cuando te juzgas y calificas negativamente, pierdes. Se cierra toda oportunidad de aprender algo nuevo. Potenciación: “Estoy aprendiendo nuevas habilidades y voy evolucionando”.

No me merezco el amor.

La llegada del amor depende de cuánto amor tengas por ti. Si partes del no merecimiento, es imposible que accedas. Potenciación: “Estoy abierto al amor”.

Si, pero…

El “pero” invalida todo lo anterior, y cierra las posibilidades. Potenciación: Reemplaza siempre la palabra “pero” por “y”.

No lo voy a conseguir.

Más que una frase es un decreto; de antemano ya sentencias que no lo obtendrás. ¿Adivina el resultado concreto? Potenciación: “Estoy dando mi 100% para conseguirlo, y adquiero nuevas experiencias”.

Siempre seré pobre.

La escasez es un pensamiento muy arraigado. Para salir de una mente pobre, es necesario cambiarla al modo de recibir y del merecimiento. Potenciación: “Estoy esforzándome para generar todos los recursos que necesito, y más”.

Cambiar es arriesgado.

Así hay personas que siguen con sus vidas marchitas. Potenciación: “Acepto los cambios como un proceso para abrirme a nuevas experiencias de vida; sigo aprendiendo y creciendo”.

Si me muestro como soy, me van a rechazar.

Esta frase indica que eliges vivir la vida que los otros quieren, en vez de la tuya. Es decir, entregas tu libertad a cambio de aprobación. Potenciación: “Me hago responsable 100% de mis actos y mis dichos; y busco expresar mi mejor versión todos los días”.

Tengo mala suerte.

El sello de las personas mediocres es dejar las riendas de tu vida en manos de la suerte, y jugar a la víctima al echarle la culpa a los demás / país / gobierno / jefe / familia, etcétera. Potenciación: “Actúo con convicción y perseverancia, creando los resultados que quiero paso a paso”.

Sin ti la vida no tiene sentido.

Aquí entregas toda tu vida a otra persona. Es conveniente que distingas el amor, del amor romántico: son cosas diferentes. La vida tiene sentido, en sí misma. Potenciación: “Comparto espacios con mi persona amada; y, a la vez, le doy sentido propio a mi vida”.

Las buenas cosas no son para mí.

Esta creencia limitante alude de que lo mejor es sólo para los demás. Funciona como una forma victimizada de la envidia y el rencor hacia los otros. Potenciación: “Trabajo por mis metas y acepto los resultados positivos en mi vida: me lo merezco”.

Aunque es lo que más me gustaría hacer, jamás viajaré a tal lugar/tendré tal cosa.

Este pensamiento limita tu potencial creador, y además, le das una señal al mundo de que no quieres recibir, justamente, lo que más quieres. Es un gran contrasentido; y como contradicción que es, el mundo te mandará exactamente lo que te dices. Potenciación: “Pongo en acción eso que quiero, y estoy seguro de obtenerlo. La experiencia que busco es… (descríbela con todo detalle)”.

Siempre me faltará dinero.

Los términos al estilo de ‘siempre’ y ‘nunca’ te colocan en polaridades difíciles de sostener. La vida puede sorprenderte cuando menos lo esperas. Si piensas en la carencia, eso es lo que resultará. Potenciación: “Soy abundante en todos los aspectos de mi vida; me administro con razonabilidad y encuentro formas creativas para generar más de lo que necesito”.

Tengo que cuidar lo que opinen de mí.

Lo cierto es que los demás siempre van a hablar de ti, de cualquier forma. Así que, tranquilo: exprésate con tu mejor versión y deja que tu accionar haga el resto. Potenciación: “Expreso mi vida en libertad y me acepto como soy”.

Mi vida es un desastre.

Esta creencia mete en la misma bolsa todos los aspectos positivos que, seguramente, ya están presentes. Al teñir todo de negro, cierras cualquier oportunidad para expandirte. Potenciación: “Avanzo en mi vida con seguridad, entusiasmo y decisión para corregir los errores y aprender de ellos”.

  • Me encanta 5
  • Me divierte 2
  • Me asombra 1
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0