Marzo 23, 2017

El tiempo perdido hasta los santos lo lloran

El tiempo perdido hasta los santos lo lloran

Por Christopher Barquero | Life Coach @ChrisBarquero |

No hay daño tan grande como el del tiempo perdido. Todos contamos con los mismos 86.400 segundos de tiempo al día. Lo que nos diferencia a unos de otros, es lo que hacemos con ese tiempo.

El tiempo es uno de los tesoros más valiosos que tenemos. Es incluso más valioso que el dinero. De hecho, podemos hacer más dinero, pero no podemos hacer más tiempo o recuperar el tiempo perdido.

No perder el tiempo, debería ser un mandamiento en nuestras vidas, debemos permanecer enfocados, motivados, disciplinados hacia lo que deseamos hacer, hacia las metas que buscamos hacer realidad. Tenemos la responsabilidad de usar nuestro tiempo de una manera sabia, adecuada, no siempre vamos a estar acá en la tierra y como dice el dicho: “el tiempo perdido hasta los santos lo lloran”. Ten claro que el que sentir tu corazón latir HOY es un milagro, un regalo que no debemos desperdiciar.

¿Estás viviendo, persiguiendo tus sueños con pasión, con decisión? ¿O estás distraído simplemente dejando pasar el tiempo en un trabajo que no quieres hacer, en una relación de pareja que no te satisface, pasando con amigos que no te aportan nada, viendo horas y horas televisión, jugando video juegos, revisando a cada minuto tu correo electrónico, pendiente de lo que los demás dicen o ponen en las redes sociales? ¿Estás usando el tiempo adecuadamente o estás desperdiciando tus días, tus horas? En fin, el tiempo que se te concede.

En esta vida es justo y necesario, tener metas, a corto y largo plazo, que nos lleven a aprovechar el tiempo adecuadamente. ¿Qué estás haciendo a diario por lograr tus metas a corto y largo plazo? ¿Cuántos pasos das diariamente para avanzar hacia los deseos de tu corazón? ¿Cómo te visualizas de acá a tres, cinco, diez años? ¿Qué deseas tener, lograr, a donde quieres estar en esos tiempos? ¿Tienes un plan? ¿Tienes un plan para esta semana, para el mes, para dentro de seis meses? ¿O planeas simplemente dejarte llevar diariamente? Déjame recordarte que un día que ha pasado no lo vas a recuperar y si realmente deseas lograr más en tu vida u obtener nuevas metas, tienes que tener una vida con propósito y decisión, es decir, cada día hacer algo que te acerque a ese objetivo de largo o corto plazo. Enfocado, haciendo todo para esa gran oportunidad que deseas.

Si te la pasas hablando de los demás, en el chisme, ceñido a las redes sociales, jugando video juegos, hablando con tus amigos por teléfono, con alguien que no te va a ayudar a llegar a tus sueños, no estás invirtiendo, aprovechando el tiempo que tienes. ¿Cómo vas a lograr lo que deseas si no estás enfocado, ordenado, si no tienes un plan de acción, de pasos necesarios que te acerquen cada día más a la realidad que deseas tener en tu vida? Define tus metas y haz planes, es la única manera de lograrlas.

Cada día puedes dar un paso o varios necesarios hacia eso que deseas. Invierte tiempo en lo que sí te acerca a tu objetivo y no en cosas simplemente por pasar el rato o que no te dejan nada bueno.

Hay muchas personas talentosas, con extraordinario potencial pero no son disciplinados a la hora de aprovechar su tiempo y se distraen con facilidad. Hay cientos de cosas buenas a las que tú diariamente le puedes dar tu tiempo, la cuestión es enfocarte en lo que es mejor para ti. Distraerte, solo alargará el proceso de obtener lo que deseas y te alejará de recibir las bendiciones que están destinadas para ti.

Recuerda que todo lo que vives es consecuencia de tus actos, actitudes y decisiones. Tú eliges si avanzas o esperas mientras inviertes el tiempo en cosas, situaciones o personas que no te llevan a nada.

Cuando te das cuenta, si dejas las cosas que pudiste hacer hoy para mañana, ya será mañana, o la semana que viene o de pronto ya se fue el mes, el año. Créeme que muchos son los que en determinado de momento de la vida se preguntan: ¿en qué momento he perdido tanto el tiempo? ¿Cómo me permití esto? “Todo sería diferente si hubiera aprovechado el tiempo en vez de estarlo desperdiciando”, se dicen.

Decídete hoy a ser responsable con lo que haces con tu tiempo, enfócate. Date el chanche de llegar a ser quien deseas, de lograr lo que deseas, definiendo las prioridades en tu vida. Haz solamente lo que te acerque a tus metas, aprecia el tiempo, inviértelo en todo lo que te haga un mejor ser humano y te acerque a lo que deseas. Debe haber un propósito en cada paso que das. No andes como zombie.

Elige no comprometerte con algo que no deseas hacer. No pierdas tu tiempo en cosas, situaciones o personas que no valen la pena. Solo tienes una vida. Vive la tuya. Deja de estarte comparando o enfocando en ver lo que los demás a tu alrededor hacen por sus vidas y vive tu propia y única vida. El único responsable de tu felicidad eres tú. Deja de querer cambiar a las personas o situaciones y modifica todo lo que debas en tu vida. No pierdas el tiempo tratando de apoyar a quienes no desean tu apoyo, ni de entender a quienes no quieren ver que deben cambiar.

¿A qué actividad puedes dedicarle menos tiempo? ¿Es en serio que quieres gastar varios años de tu vida revisando el correo? ¿Navegando en Facebook, Twitter, Instagram, Vine y todas las demás redes que existen? ¿Viendo televisión? ¿Es una decisión inteligente desperdiciar todo ese tiempo?

Recuerda: aprovechar nuestro tiempo puede marcar la diferencia entre ser una persona exitosa, y ser una persona que vive basada en límites, una persona que nunca llega a ningún lado.

El tiempo es como un caballo salvaje: hay que aprender a controlarlo. ¡Cuídate de las distracciones!

Y recuerda: ¡a sonreír, agradecer y abrazar tu vida!

¡Gracias por existir, compartir y estar!

Christopher Barquero | Twitter: @ChrisBarquero | Facebook: Chris Barquero | Instagram: @ChrisBarquero

Puedes leer todos los artículos de Christopher Barquero aquí: LEER MÁS

Christopher Barquero es periodista, productor y conductor de televisión costarricense radicado en México. Trabaja para la cadena Televisa y es colaborador de CNN. También dirige su propia agencia de relaciones públicas y mercadeo. Christopher es Life Coach, dedicado a impartir sesiones de Life Coach, Coach Ejecutivo y Empresarial. Es ferviente seguidor de las filosofías para el desarrollo, crecimiento personal y espiritual del ser humano, así como todo lo relacionado con la inteligencia emocional, autoayuda, meditación, metafísica, alimentación, ejercicio, programación neurolingüística, aplicación mental, kabbalah y yoga. Actualmente escribe su primer libro, una guía para el bienestar emocional, físico y espiritual.

Foto: Tiempo perdido / Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0