Octubre 13, 2019

¿Quién es Lil Miquela? Conoce a la instagrammer ficticia con más de millón y medio de seguidores

¿Quién es Lil Miquela? Conoce a la instagrammer ficticia con más de millón y medio de seguidores

Hoy día, los influencers en las redes sociales son una parte fundamental de la cultura popular. Su capacidad de llegar a millones de personas los convierten en los portavoces de una generación, incluso si estas personas no son reales. Tal es el caso de Lil Miquela, la instagrammer ficticia.    

La influencer virtual

En abril de 2016, Lil Miquela empezó su recorrido en Instagram. La joven de pecas, labios carnosos y cabello oscuro ha patrocinado desde entonces a marcas como Prada, Chanel, Supreme y Vans. Contando con más de millón y medio de seguidores -1.6 para ser precisos-, Miquela también ha utilizado su poder de difusión para apoyar causas pertenecientes a la comunidad LGBTQ+ y promover movimientos como el Black Lives Matter («las vidas de las personas negras importan», en español) y la organización Black Girls Code, la cual apoya la formación tecnológica de las mujeres. Además, en 2017 lanzó su sencillo titulado «Not Mine», alcanzando gran popularidad en Spotify

Desde que inició su popularidad, la veracidad de Lil Miquela siempre fue tema de debate, cuestionando si era una persona real o no. Alegaron que no se trataba de algo más allá de un “truco publicitario de los Sims” o “espantoso experimento social”. Lo cierto es que Miquela no es un persona real y resulta ser una creación digital, la cual funge como un anuncio publicitario mientras utiliza los recursos y las estrategias empleadas por los influencers. 

La verdad detrás de sus creadores es todavía un misterio, lo único que se sabe con certeza es que se trata de una empresa emergente llamada Brud cuya sede se encuentra en Los Ángeles, Estados Unidos. “Un grupo de solucionadores de problemas en robótica, inteligencia artificial y sus aplicaciones para empresas de comunicaciones”, es la descripción que proporciona la empresa sobre sí misma. 

En enero del presente año, la empresa encargada de Miquela informó que había logrado una inversión de 125 millones de dólares. Al mes siguiente, la instagrammer fue nombrada como “la chica ficticia del momento” por la revista Vogue. La historia del éxito que se encuentra detrás de Miquela ha sido el detonante para una oleada de influencers virtuales, quienes cada vez toman más fuerza y terreno en la cultura popular de esta generación; aunque para algunos hay una enorme barrera entre los influencers virtuales y las personas reales, por la capacidad de generar una conexión humana con las demás personas.  

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Miquela (@lilmiquela) el

Con información de BBC

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0