Mayo 31, 2019

Los sueños lúcidos: Ventajas y desventajas

Los sueños lúcidos: Ventajas y desventajas

Los sueños lúcidos son esa clase de sueños en los que sabes que lo que ves no es real, sino parte de lo que experimentas mientras duermes y de las posibilidades que puedes tener mientras estas soñando. Este es un sueño en el que renuncias a tu papel de espectador y tienes el poder de decidir qué es lo que pasará y cambiar el ritmo de la historia.

Se podría decir que eres como un actor, o mejor dicho, eres un creador. Un ejemplo es, que tienes el poder de analizar lo que está ocurriendo y ser capaz de tomar la decisión para controlar lo que ocurre.

Entonces, ¿qué es tener sueños lúcidos? Tener uno de estos sueños, es lograr que durante el sueño estés al tanto de que estas soñando. Y que, luego que te des cuenta de esto, comiences a tomar decisiones más juiciosas y no actúes de forma automática.

Lo que hace interesante a los sueños lúcidos es que puedes llegar a moverte en cualquiera que sea el escenario de forma controlada, voluntaria, puedes incluso llegar a cambiar el ambiente o algunas cosas de él.

Por esto, los sueños lúcidos son sueños que se asemejan mucho a la realidad, son una mezcla de sueño y realidad, donde puedes sentir la duda de si es real o estas soñando.

¿Para qué son útiles los sueños lúcidos?

Cada noche tenemos la oportunidad de soñar, nos acordemos luego o no, aparecen un sinfín de situaciones y la mayoría de estas, están comprobadas que son un reflejo de nuestras preocupaciones.

Es muy difícil olvidar durante todo el día cuando tenemos una pesadilla, ya sea un sueño en el que somos perseguidos, en el que tenemos un accidente o en el que un ser querido muere y por esto nos vamos a dormir con el miedo de que se repita o tener otra terrible pesadilla.

Si eres de esas personas que tienen pesadillas recurrentes, y te acuestas muy seguido dándole vueltas a tus preocupaciones, buscándole el significado de los sueños que has tenido, y no logras olvidarte de esto ni en tus sueños, duermes con inseguridad y miedo, pues los sueños lúcidos o también llamados sueños conscientes, te permitirán participar de la acción de lo que estás viviendo en el sueño hasta volverlo una agradable experiencia.

Para muchos, existe la creencia de que si los sueños provienen de nuestro subconsciente pues no podemos hacer mucho para evitar esa sensación amarga que deja algunos sueños.

Pero, los sueños lúcidos tienen la utilidad de permitirle participar del sueño también a nuestra parte consciente y de ese modo se logra modificar lo que estamos soñando.

Por supuesto, los sueños lúcidos no son fáciles de conseguir, requieren de mucho esfuerzo y mucha paciencia porque se basa en una serie de técnicas que debemos aprender y mantener en nuestro subconsciente.

Beneficios de tener este tipo de sueños

Los sueños lúcidos tienen ciertas ventajas y beneficios indudablemente su manejo tiene bastantes beneficios en la vida diaria de las personas. La práctica de los sueños lúcidos vale la pena al menos por los siguientes beneficios:

  • Solucionar conflictos: Sobre todo los problemas emocionales que tanto nos afectan y durante el día no logramos solventar.
  • Mayor conciencia: Te ayuda a explorar aspectos de tu subconsciente que florecen en tus sueños.
  • Habla tu creatividad.
  • Mayor capacidad de asumir retos: Te ayuda a enfrentarte a retos que se te presenten.
  • Te ayuda a relacionarte con otros que hayan experimentado lo mismo: Puedes encontrarte con otros soñadores lúcidos.
  • Puedes convertir tus sueños en viajes astrales.
  • Superar obstáculos: Te ayuda, indudablemente a superar las limitaciones que sueles colocarte durante el día.
  • Mejora tu sueño: De cierto modo te ayuda a curarte, ya que dormir es algo terapéutico y soñar también lo es.

Cada persona puede desarrollar los sueños lúcidos por un motivo diferente. Y, sin embargo, algunos de estos beneficios se logran conseguir aunque no los estés buscando conscientemente.

¿Cómo tener sueños lúcidos?

Hacer del subconsciente un poco más consciente parece ser la única alternativa cuando no se logra dejar a un lado las preocupaciones del día a día y dormir tranquilamente, sin miedos.

Para lograr tener el dominio de lo que sueñas, primero debes recordar y escribir todos tus sueños durante un tiempo. La interpretación que tengan esos sueños que has anotado te dará una idea de lo que te espera al momento de tener una actividad onírica.

Otro de los pasos para lograr conseguir sueños lúcidos es saber reconocer la realidad durante el día. Si en el día te preguntas y tienes la certeza de lo que está ocurriendo es real o es un sueño, con el tiempo podrás hacerlo también de manera inconsciente mientras sueñas.

De este modo, cuando estés teniendo un mal momento en medio de una pesadilla, algo en tu cerebro se activará para que seas consciente de que lo que está pasando no es real, sino una pesadilla y puedas perder el miedo y tener el control de la situación.

En el momento en que nos encontremos aún dormidos, y seamos conscientes de que nos encontramos en un sueño, nuestras emociones se harán cargo de transformar ese sueño.

Lo cierto es que este fenómeno se trata de reorganizar nuestros propios sueños, donde todo eso nace de las preocupaciones cotidianas, y siendo conscientes de ellos poder aportar soluciones y tener un final feliz.

Desventajas de los sueños lúcidos

Es cierto que los sueños lúcidos tienen importantes beneficios, pero todo tiene un límite. Por esto, algunos soñadores lúcidos podrían sobrepasar los aspectos positivos de esta increíble técnica. Como cualquier otra cosa, los sueños lúcidos llevados al extremo también pueden generar algún tipo de trastorno.

Aunque no debes preocuparte mucho por esto. Pero, debes saber que todo tiene límites, y por esta razón, aquí dejamos algunos de los peligros o riesgos del sueño lúcido que deberías saber para evitar llegar a este punto y sufrirlos:

  • Enajenación: Es cuando llegas al punto de alejarte de tu realidad más cotidiana, donde llegas a perder la razón o los sentidos.
  • Adicción: Es el punto donde tener un sueño lúcido se vuelve una necesidad, porque es donde logras sentirte mejor.
  • Demasiado control: Sobre los sueños, y querer en todo momento que se sean lúcidos.
  • Pensar que tu sueño es real: El pensar que lo que ha sucedido en el sueño que tuviste, ya ha sucedido en el mundo físico y actuar como si sucedió realmente.

Este artículo fue escrito en colaboración de Ayuda Mística

Ayuda Mistica es un portal que reúne contenido de auto ayuda, astrología y espiritualidad. Estamos siempre preocupados con su crecimiento espiritual, produciendo textos exclusivos para ayudarte en la camino de auto conocimiento. Foto: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 1
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0