Agosto 18, 2018

Kofi Annan en 5 datos y 5 frases

Kofi Annan en 5 datos y 5 frases

El ex secretario general de la ONU y premio Nobel de la Paz Kofi Annan falleció el sábado a la edad de 80 años, tras haberse convertido en estrella de la diplomacia mundial durante sus 10 años al frente de Naciones Unidas. Durante su mandato logró elevar en altura un cargo puramente administrativo gracias a su personalidad, carisma, determinación y temperamento. El legado que deja es enorme en el ámbito del desarrollo. Para recordarlo te traemos algunos interesantes datos sobre su labor diplomática y humanitaria y sus mejores frases.

El momento más oscuro

Annan fue el primer secretario general de la ONU originario de África subsahariana. Annan, de nacionalidad ghanesa, fue el séptimo secretario general de la ONU, ocupando la función del 1 de enero de 1997 al 31 de diciembre de 2006. El ghanés dirigió la ONU durante el difícil período de la guerra en Irak, pero su balance quedó ensombrecido por acusaciones de corrupción en el caso de «petróleo contra alimentos». Pero al dejar el cargo, Annan fue uno de los dirigentes más populares de la ONU.

Annan reconoció en su despedida que no poder evitar la guerra en Irak fue su mayor fracaso. El choque interno entre las potencias que dominan en el órgano que vela por la paz provocó una verdadera parálisis institucional y rompió con la unidad global que forjó el atentado del 11 de septiembre de 2001 contra la Torres Gemelas y el Pentágono. “Fue el momento más oscuro”, dijo. Sus memorias, Intervenciones: Una vida en la guerra y en la paz, reflejan esa gran frustración.

 

Premio Nobel de la Paz

Annan recibió en 2001 el Premio Nobel de la paz por sus «esfuerzos en favor de un mundo mejor organizado y más pacífico». «He intentado situar al ser humano en el centro de todo lo que emprendemos: de la prevención de los conflictos al desarrollo, pasando por los derechos humanos», dijo al aceptar el premio en Oslo.

 

Defender la paz durante el genocidio de Ruanda y la guerra de Bosnia

Annan dedicó 40 años de su vida profesional a las Naciones Unidas. Fue el primer secretario general que procedía de la misma organización. Dirigió primero los recursos humanos de la ONU, luego los presupuestos, antes de dirigir a partir de 1993 el mantenimiento de la paz y ser propulsado cuatro años más tarde a la dirección de la organización.

Cuando dirigía el departamento de mantenimiento de la paz, la ONU vivió dos de sus períodos más sombríos de su historia: el genocidio ruandés y la guerra en Bosnia. Los Cascos azules se retiraron en 1994 de Ruanda en pleno caos y violencias étnicas. Y un año más tarde, la ONU no pudo impedir que las fuerzas serbias mataran a miles de musulmanes en Srebrenica, en Bosnia.

Estos fracasos, escribiría Kofi Annan en su autobiografía, «me confrontaron a lo que iba a convertirse en mi más importante desafío como secretario general: hacer comprender la legitimidad y la necesidad de intervenir en caso de violación flagrante de los derechos humanos».

 

Mediador en Siria

En febrero de 2012, fue elegido por la ONU y por la Liga Árabe para llevar a cabo una mediación en la guerra en Siria, pero tiró la toalla cinco meses después. Acusó entonces a las grandes potencias de mantener persistentes divergencias que transformaron su mediación en «misión imposible».

 

Miembro de los Elders 

Annan creó una fundación dedicada al desarrollo duradero y a la paz, y formó parte del grupo de los Elders (término inglés que significa los «mayores» o «ancianos» pero también los «sabios»), creado por Nelson Mandela para promover la paz y los derechos humanos.

 

Algunas de las más recordadas frases de Kofi Annan

«Debemos buscar la paz, por encima de todo, porque es una condición indispensable para que todos los miembros de la familia humana puedan vivir una vida digna y segura».

«La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos».

«Una sociedad que aísla a sus jóvenes, corta sus amarras: está condenada a desangrarse».

«La educación no solo enriquece la cultura. Es la primera condición para la libertad, la democracia y el desarrollo sostenible».

«Los derechos humanos son sus derechos. Tómenlos. Defiéndanlos. Promuévanlos. Entiéndanlos e insistan en ellos. Nútranlos y enriquézcanlos… Son lo mejor de nosotros. Denles vida».

  • Me encanta 3
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0