Octubre 12, 2016

Sentimientos de un primer amor

Sentimientos de un primer amor

Por Ricardo Alberto Calleja |

Todos nos hemos preguntado desde pequeños ¿Qué se sentiría el primer amor? Nos ilusionamos pensando en lo hermoso que será el día en que eso tan esperado llegue, en lo que se sentirá, como seremos al estar sometidos a esa droga llamada amor, déjenme les digo, yo en lo personal jamás me puse a pensar como sería el amor, me preocupaban otras cosas, pero jamás el amor, claro como todos creía que sería algo muy parecido a los cuentos de princesas, donde la persona indicada llega así de la nada, montado en su blanco corcel, diciendo que toda la vida ha esperado solo por ti, en verdad lo soñé, pero la realidad no es así porque ahora el amor no llega así de repente y es perfecto, ahora el amor se tiene que ir haciendo, ir conociendo, porque en este mundo tan engañoso no se sabe quién abre en verdad su corazón y te muestra todo lo que hay dentro de sí por el simple hecho de que te ama.

Pero la verdad es que el amor sí llega y te tumba de la nada, solamente es algo que atraviesa tu ser y no te permite seguir, no sin esa persona por la cual has quedado flechado; esto simplemente no se busca, como nadie busca la muerte cierto es, pero cuando llega te eleva, esa pequeña parte que siempre durmió en ti, despierta de la nada y te hace soñar, imaginarte una vida al lado de alguien, porque eso que dormía, simplemente guardaba dentro de sí cosas maravillosas, sueños impensables y sentimientos que jamás soñaste que existieran, al principio te preguntas ¿Qué es esto que siento?.

Admito que se siente muy gracioso cuando te enamoras por primera vez, porque solo te ríes como un loco así de la nada, porque algo dentro de ti dice: ha llegado el momento de ser feliz. Pero es algo que se apodera poco a poco de ti, tal como hace una enfermedad. Primero no te deja dormir pensando ¿Qué está haciendo?, esa persona sin saber se va adueñando de tu ser, toma tus sueños y los hace suyos, tus sentimientos y los maneja a voluntad y de la nada solo te entregas a la fantasía de ser feliz, lo das todo por ver a esa persona sonreír, por sentir dentro de ti esa sensación de cosquillas, solo te pasas el día suspirando por esa persona, para ver si el aire lleva hasta el tus besos y caricias.

Es gracioso pensar que quien está enamorado no piensa (si piensa, pero solo para esa persona) va primero el amor que la razón,¿ si han notado que los que están enamorados viven como ensimismados?, suspirando, riendo, soñando tiempos mejores y buscando palabras jamás dichas solo para recitarlas al ser amado. Quiero decir que en este momento yo he pasado por lo que ya dije y fue algo hermoso, solo soñar y suspirar, como hacen los poetas, porque para que haya poesía debe haberse pasado por esta mortal trampa; hace que cierres los ojos y no percibas la realidad, hace que te sientas el ser humano más dichoso sobre la tierra… ¿para qué? Para después despertarte de un golpe, para sin previo aviso hacer que tu vida se desmorone y aprendas que eso del amor es pasajero, para dejarte sin aliento, para hacer que tu interior duela peor que una mortal herida, solo para enseñarte que el amor juega contigo como se le da la gana y para hacerte saber que todos somos susceptibles y que eso indudablemente volverá a pasar, porque a eso vinimos a este mundo a sufrir, ¡ah! Pero que bien se siente, por eso lo volveremos a intentar, aun sabiendo lo que vendrá al aproximarse el fin de esa bella ilusión. Para volver a amar hay que dejar ir primero la amargura y decir: “estoy preparado para que te apoderes de nuevo de mí, niño traicionero llamado amor.

Por Ricardo Alberto Calleja /  TW @RicardoAcalleja / FB: Ricardo Alberto Calleja | Foto: Beso / Shutterstock

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1