Abril 20, 2019

La horrorosa historia de la adolescente que es quemada viva tras denunciar acoso sexual

La horrorosa historia de la adolescente que es quemada viva tras denunciar acoso sexual

Nusrat Jahan Rafi contaba con 19 años de edad cuando se enfrentó a las autoridades locales para reportar la inapropiada conducta del director de su escuela en Bangladesh, sin contar con que, posteriormente, sería rociada con queroseno y prendida en fuego a manos de 5 individuos.

¿En qué consistió el acoso que Rafi denunció?

El pasado 27 de marzo del presente año, la joven estudiante de 19 años fue llamada a la oficina del director de su escuela, una institución religiosa conocida como madrasa, de acuerdo a la cultura árabe.

Encontrándose dentro de su despacho, el hombre prosiguió a tocarla en reiteradas ocasiones de forma inapropiada y sin el consentimiento de Rafi, quien huyó corriendo de la oficina antes de que el acoso llegase a convertirse en algo más; así se desplazó como pudo hasta la comisaría local de policía.

Según las palabras de la joven, el ambiente que le fue ofrecido para declarar no se trató de un entorno seguro y adecuado; al contrario, la víctima fue atendida por oficiales que en lugar de tranquilizarla, le reiteraban que el suceso no había sido la gran cosa. El testimonio fue grabado con un teléfono celular perteneciente a uno de los policías, y no tardó demasiado tiempo en hacerse viral en los medios locales cuando el caso cobró una elevada importancia.

En el video, la víctima se evidencia claramente angustiada y avergonzada por lo ocurrido…

Fotograma del video donde Nusrat Jahan Rafi hace su declaración.-

 

Fotograma del video donde Nusrat Jahan Rafi hace su declaración.-

La policía arrestó al director. Sin embargo, políticos y estudiantes masculinos organizaron una marcha para defender al profesor. Esta protesta causó un importante impacto en la opinión pública local. En cuestión de días, la gente comenzó a culpar a la joven por el acoso, y pedían la liberación del docente.

Después de la denuncia

A pesar de los esfuerzos de su familia por proteger la seguridad de la adolescente, el día 6 de abril, Nusrat se trasladó a su escuela para presentar sus exámenes finales.

Fotografía de Mahmudul Hasan Noman, hermano de la víctima en el funeral de Nusrat, en Feni.-

 Mahmudul Hasan Noman, el hermano de la víctima, sostuvo que insistió en acompañarla para prever que no le ocurriese nada. No obstante, no le fue permitida la entrada a la institución.

De acuerdo con la declaración hecha por la joven, fue atacada por un grupo de cuatro o cinco personas que cubrían sus rostros con un burka, cuando se negó a retirar la denuncia que mantenía tras las rejas al director de la escuela.

No se trató únicamente de una paliza, Nusrat Jahan Rafi fue golpeada, rociada en queroseno y prendida en fuego. Fue rescatada poco después de que los culpables huyeron del lugar, teniendo la oportunidad de ofrecer su testimonio una última vez, antes de morir cuatro días después.

 

Fotografía del estado de Nusrat después de haber sido atacada en el tejado de su escuela.-

En esta terminante declaración, la joven expresó: «El profesor me tocó. Combatiré este crimen hasta mi último aliento».

Inmediatamente, la víctima fue trasladada al hospital local, donde al percatarse de que contaba con quemaduras en 80% de su cuerpo, decidieron reubicarla al Hospital Universitario de Daca.

Banaj Kumar Majumder, el jefe de departamento de policía de la localidad de Feni, en respuesta al porqué el rostro de la joven no llegó a un alarmante estado de deterioro, estableció lo siguiente:

«Uno de los asesinos estaba sujetándole la cabeza boca abajo con sus manos, por lo que el queroseno no cayó ahí y por eso la cabeza no se quemó».

La muerte de Nusrat Jahan Rafi

A partir de este hecho, los medios estuvieron repletos de noticias que narraban el estado salud de Nusrat. No obstante, la joven falleció el pasado 10 de abril, dadas las complicaciones que produjeron las quemaduras.

Fotografía de Sheikh Hasina, primera ministra de Bangladesh.-

La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, le aseguró tanto a la familia de Nusrat como al resto de los ciudadanos del país, que “ninguno de los culpables se escapará de la ley”.

Mientras el director permanece tras las rejas, el oficial encargado de filtrar el video de Nusrat fue retirado de su puesto y desplazado a otro departamento en la policía local.

Es fundamental destacar que a partir de lo establecido por Hasina, entre las 15 personas arrestadas desde entonces, 7 están presuntamente relacionadas de forma directa con el crimen, incluyendo a los estudiantes que organizaron la protesta a favor de la liberación del director.

Protesta en relación al caso de Nusrat.-

Ha sido abrumadora la polémica que estalló con respecto a este caso, tanto en los medios tradicionales como en las redes sociales.

Salma Ali, ex directora de la Asociación de Mujeres Abogadas y especialista en derechos humanos, manifestó referente a este caso:

«Cuando una mujer intenta obtener justicia en un caso de acoso sexual tiene que enfrentarse de nuevo a una gran cantidad de acoso. El caso se alarga durante años. Hay un proceso de culpabilización de la sociedad, una falta de voluntad de la policía de investigar las acusaciones adecuadamente».

Fotografía de la multitud que asistió al funeral de la joven, en Feni, su pueblo natal.-

Con información de: BBC Mundo | Buzzfeed News | The Guardian

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 41
  • Me enoja 61