Febrero 10, 2021

El vino: tradición, moda y marketing

De un punto al otro | El vino está de moda, y sigue siendo una industria de tradición que se ha adaptado para llegar a nuevos mercados. No solo con innovadoras etiquetas, sino también las marcas han logrado captar a un público más joven cambiando sus estrategias de marketing.

Esta semana fuimos De un punto al otro con el experto en vinos, Pablo Garrido de la distribuidora de vinos Vinamericas. Hablamos sobre la Vitivinicultura mientras catamos un buen vino.

Escucha aquí el episodio del podcast

Escucha «El vino, tradición, moda y marketing • De un punto al otro • Culturizando» en Spreaker.

Glosario de términos relacionados con el vino

Aquí consigues una selección de los términos más comunes relacionados con el vino que suelen confundirse.

Vitivinicultura: Cultivo de la vid (Viticultura) y elaboración del vino (Vinicultura). Conjunto de técnicas y conocimientos relativos al cultivo de la vid y a la elaboración del vino. La vitivinicultura reúne a los sectores vitícola y vinícola.

Actualmente no existe un término para definir la distribución, venta y comercialización del vino. Por lo que se utiliza el término Vitivinicultura como el que agrupa completamente todos los conocimientos relativos al vino.

Vinicultura: Conjunto de técnicas y conocimientos relativos a la elaboración y crianza del vino.
Vinicultor es la persona que domina esos conocimientos y practica esas técnicas, es perteneciente al sector vinícola.

Viticultura: Conjunto de técnicas y conocimientos relativos al cultivo de la vid. El viticultor pertenece al sector vitícola.

Enología: Conjunto de conocimientos relativos a la elaboración de los vinos. Enólogo es la persona que domina esos conocimientos.

Vid: Planta vivaz y trepadora de la familia de las vitáceas, con tronco retorcido, vástagos muy largos, flexibles y nudosos, cuyo fruto es la uva.

Cepa: Tronco de la vid, del cual brotan los sarmientos, y, por ext., toda la planta.
Cada cepa le da al vino su carácter varietal (las características propias de esa variedad de uva que además pueden variar de acuerdo al lugar, clima y estación del año) que incluye el aroma, el sabor o paladar, y la textura.
Algunas de las cepas más populares son Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec, Tempranillo, Garnacha, Pinot Noir, Sauvignon Blanc y Chardonnay.

Denominación de Origen (D.O.): Es un signo distintivo que se otorga a los productos agrícolas o alimenticios (vino, café, embutidos, quesos, aceites de oliva), cuando las características geográficas de cada lugar se reflejan en el sabor, la calidad de los ingredientes, y que además la tradición, y su elaboración, son constantes y están regulados para dar distinción al producto final.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Podcast de Marketing (@deunpuntoalotro)

Adjetivos del vino

Al catar un vino se utilizan diferentes adjetivos que describen la manera en la que se persibe con nuestros sentidos el líquido.

Abocado o embocado: Vino que sin llegar a ser dulce ofrece sensaciones azucaradas.

Afrutado: Expresión incorrecta muy usada para describir un vino delicado que evoca diferentes aromas vegetales, como el olor propio de la uva usada en su elaboración o el de otra fruta. El término correcto es frutal.

Agresivo: Vino con aroma y sabor penetrantes y desagradables. Suele ser ácido y astringente.

Astringente: Se dice de los vinos que, debido a los taninos, producen una sensación de estrechamiento que se aprecia en los tejidos de la boca.

Alegre: Vino ligero, fresco, fácil de tomar y con buen paso de boca. Ausencia total de complejidades aromáticas.

Áspero: Vino astringente en exceso, debido a la abundancia de taninos o de componentes herbáceos procedentes del raspón, las pepitas o los hollejos del prensado.

Balsámico: Se aplica a vinos de gran crianza y es una sensación que forma parte de su bouquet. Se trata de aromas penetrantes que dan sensación de frescura y matices mentolados. Brillante. Vino que al trasluz se ve completamente transparente y sin impurezas.

Carnoso: Se dice del vino con cuerpo y bien conjuntado que produce un rica impresión física a su paso por la boca.

Crudo o tierno: Vino joven y sin terminar.

Débil o corto: Se aplica al caldo con caracteres pocos pronunciados.

Decrépito: Vino desequilibrado por completo debido al exceso de edad.

Elegante: Vino equilibrado que produce sensaciones sugerentes en nariz y boca.

Espeso: Vino con mucho cuerpo y densidad.

Fresco: Vino con una acidez adecuada para su tipo. Se aplica a los jóvenes de calidad.

Hueco: Se dice de los caldos que decepcionan en todo el recorrido de la boca, debido a sus muchas carencias.

Lleno: Vino de amplios sabores que colma el paladar.

Morapio: Vino tinto de color intenso y tonos apagados por su poca acidez.

Pastoso: Hace referencia a vinos blancos y cavas demasiado densos en la boca y ricos en azúcar.

Perfumado: Vino con intensos aromas.

Picado: Vino con síntomas de avinagramiento.

Terpénico: Vino con aromas densos e intensos originados por los aceites esenciales que contiene.

Untuoso: Caldo oleoso que se adhiere en la copa y que en la boca se muestra suave.

Vigoroso: Es un vino que provoca sensaciones potentes en la boca. Resulta sabroso, con cuerpo y con una acidez y nivel de taninos y alcohol bien conjuntados.

Beneficios del vino tinto

Siempre sea bebido con moderación, el vino tinto puede ser un gran aliado para la salud. Aquí tienes algunos de los beneficios del vino tinto.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Podcast de Marketing (@deunpuntoalotro)

1. Contra la grasa. Su consumo activa al gen SIRT1, que impide la formación de nuevas células de grasa y ayuda a movilizar las existentes, según un estudio realizado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, publicado en Nature. Aunque contiene siete calorías por gramo, en dosis moderadas, contribuye a reducir la obesidad y el sobrepeso al envejecer.

2. Cuida la próstata. Siete vasos de vino tinto semanales tras cumplir los 40 años de edad, reduce en 52% los diagnósticos de cáncer de próstata.

3. Corazón con buen ritmo. Una copa al día si eres mujer, o dos si eres hombre, aumentan los nivele de ‘colesterol bueno’ en la sangre y previenen las complicaciones cardiovasculares.

4. Reduce riesgo de cáncer. El vino tinto ayuda a reducir el riego de cáncer de pulmón en hombres, sobre todo si son fumadores. Además bloquea el crecimiento de células responsables del cáncer de mama. lo que podría atribuirse a que uno de sus componentes, el resveratrol, frena los efectos del estrógeno, la hormona femenina por excelencia.

5.Combate las bacteria bucales.Investigadores italianos han confirmado que la tradicional costumbre de tratar las infecciones de las encías con vino tiene fundamentos científicos. esta bebida frena el crecimiento bucal de los estreptococos, bacterias vinculadas a las caries, la gingivitis y dolores de garganta.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0