Febrero 16, 2020

Comunicación: Aprende a utilizar el Storytelling para tu Marketing

Comunicación: Aprende a utilizar el Storytelling para tu Marketing

Por Daniel ColomboEn un mundo complejo, las herramientas de comunicación que necesitamos aplicar para conquistar un sello distintivo en el mercado son cada vez más diversas. El marketing, disciplina tradicional que tiene como objetivo principal propulsar ventas, fidelidad y experiencias directas con los clientes, encuentra en el Storytelling un aliado ideal. Así, la recordación aumenta hasta un 55% más, y tienes más chances de que el destinatario de tus mensajes te tenga presente, no sólo ese instante de exposición, sino en el tiempo.

Para construir una marca personal o profesional y de negocios poderosa, es necesario considerar al menos estos seis aspectos básicos:

  1. Necesita ser creíble, amigable, cercana
  2. Debe aportar soluciones a los problemas de las personas
  3. Requiere que sea bien definida, específica.
  4. Tiene que ser útil y práctica; sencilla de entender y de adoptar.
  5. A valor razonable.
  6. Se distingue de los competidores por algún aspecto en particular que la hace diferente y única.

Una marca personal es mucho más que el logotipo que te identifica; es la suma de valores construidos a través de los años de experiencia, que forman una percepción en la mente y en las emociones del cliente. Al incorporar el storytelling, se agrega la importancia decisiva acerca de cómo haces sentir a las personas cuando te comunicas con ellos, generando una experiencia.

Algunas herramientas básicas de Storytelling para marketing

a) Crea un relato auténtico. Este tipo de argumento es impactante ya que permite identificar a los demás con tu espíritu de superación. Se produce un efecto espejo. Puede ser acerca de cómo empezaste, los problemas que superaste, etcétera.

b) Piensa y diseña las palabras que mejor describen tu actividad. Storytelling es mucho más de hablar bien, o escribir un párrafo bonito: es crear una experiencia de inteligencia emocional que conecte una historia con lo que haces, y todo esto junto, con el público target al que te diriges.

c) Tensión dramática. El storytelling necesita de puntos de subida y bajada de la tensión del relato, para que las personas sientan que están sintonizando emocionalmente contigo, ya sea que estás contándoles tu historia frente a frente, en un video, en tu página web, en un anuncio publicitario, en el packaging de un producto o en tus redes sociales.

d) Autenticidad. El storytelling necesita tener una base de realidad; puedes sesgarla y mostrar algunos aspectos, y dejar atrás otros. Sin embargo, en todo momento necesita ser creíble para el público. Al igual que en la vida, abre y cierra historias; no las dejes sin respuestas: tú mismo las convertirás en objeciones de compra.

e) Utiliza recursos narrativos. Las palabras crean estados emocionales, y son una herramienta fundamental. Si las combinas con, por ejemplo, una paleta de la psicología del color, imágenes poderosas e inspiradoras, aromas, sensaciones, matices, pausas, silencios, cadencias, recursos de diseño gráfico, etcétera, estarás enriqueciendo tu relato.

f) Si enseñas algo, mucho mejor. Las narrativas del Storytelling permiten que dejes una enseñanza, la conocida moraleja. Cuanto más humana sea, mucho mejor. Las personas tienden a identificarse con lo que les es familiar.

g) Acentúa en lo que quiere la gente. Otro recurso es que seas un observador de tendencias y estés actualizado permanentemente sobre lo que quiere tu cliente actual y futuro. La marca necesita acompañarlos; es como un viaje juntos a lo largo de tu historia, solucionando ciertos aspectos de sus vidas que ellos no saben cómo resolverlos, o no quieren hacerlo.

h) Transmite el espíritu de lo que haces y provoca emociones. Tu actividad es un reflejo de miles de pequeñas acciones sostenidas en el tiempo; detrás hay un impulso de tu poder creativo. Ese es el espíritu de tu negocio, y es lo que las personas necesitan descubrir a través de cada instancia de Storytelling que hagas. Para lograrlo, aprende a provocar y generar estados emocionales (no necesariamente emotivos) en las demás personas a través del Storytelling para transmitir lo que haces.

i) Diseña muchas formas de contar lo que haces, y asócialo al resultado concreto que buscas. El Storytelling invita a que encuentres las sub-modalidades narrativas que funcionen mejor en tu caso, para que, aunque repitas una y otra vez lo mismo, siempre sea desde enfoques y matices completamente distintos. Debes relacionarlo con tu intención subyacente (por ejemplo, vender un producto).

Foto: Shutterstock

  • Me encanta 3
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0