Noviembre 09, 2020

Cómo dejar de autosabotearte

Cómo dejar de autosabotearte

Escucha «Cómo dejar de autosabotearte • Marketing y Redes Sociales – Culturizando» en Spreaker.

Claves para aprender y crecer por @MaViGangi / A veces nuestra mente nos juega sucio, nos hace creer que lo que pareciera ser una oportunidad, algo bueno, algo que nos va a traer más dificultades que beneficios, y nos autosaboteamos.

Esto ocurre con más frecuencia de la que uno se imagina. Por ejemplo, me pasó cuando llegué a Estados Unidos, inmigrar es ser una experiencia muy retadora y si uno no tiene bien definido lo que quiere hacer, cómo lo quiere hacer, cuándo lo quiere hacer y hasta en cuánto tiempo quiere obtener resultados, pues caes en el día a día cargado de excusas y trabajo que no te gusta hacer, porque cuando emigras, sin ahorros, necesitas dinero para pagar tus gastos, para mantenerte. En fin, que yo no tenía un plan definido, en algún momento en el que comencé a poner en blanco y negro mi trabajo ideal, que para mí es un emprendimiento propio y que tenga un impacto importante en la sociedad, en la comunidad. Pues se quedó allí, lo abandoné.

Debo admitir que lo que hice fue autosabotearme, siempre había una excusa para no sentarme a hacerle su plan de negocio, y eso que es algo para clientes, para terceros, claro pero para lo mío no conseguía tiempo, siempre tenía la excusa, o estoy muy cansada, o no hay tiempo, o mejor el mes de que viene que voy a estar más holgada de trabajo… y así pasó el tiempo y nada.

Luego descubrí que, en el fondo, lo que sentía era miedo al cambio, porque además. Comencé a retomar la idea de mi emprendimiento, y de hacer realidad mi sueño americano, cuando ya tenía un trabajo estable, pero cuando ese trabajo me hacía infeliz. Y, a pesar de eso, ponerme a trabajar en mi emprendimiento significaba dejar mi estabilidad económica, mi sueldo fijo, mi rutina. Y el siguiente paso que pensaba dar implicaba remangarme la camisa, subirme los ruedos de los pantalones, y lanzarme en un mar oscuro de incertidumbre. Porque cuando no sabes lo que te espera, así tengas todo planificado, realmente no sabes con qué te vas a encontrar, un tiburón, una medusa. Todo estaba en mi mente, en ella yo iba directo a la tormenta perfecta.

¿Cómo haces para salir de ese miedo? Te lanzas al mar y ya. Eso sí, sabiendo nadar, teniendo herramientas que te ayuden a superar todas las amenazas, porque debes saber cuáles son y te prepararás para ellas. Ah, pero también debes tener claras cuáles son tus fortalezas, qué te diferencia de los demás, con quién estás compitiendo y, además debes tomar en cuenta, qué puedes hacer para mejorar tus debilidades. Teniendo todo eso claro, casi puedo garantizar que cuando te lances no vas a recordar ni el miedo que tenías al principio…

¿Qué es el autosabotaje?
El autosabotaje es todo lo hacemos inconscientemente, cuando sabemos que el paso que sigue significa un cambio importante en nuestras vidas. Lo que quiere decir que nos ponemos obstáculos a nosotros mismos , nos auto-manipulamos para no cumplir nuestras metas.

Esta macabra práctica de nuestro inconsciente lo que logra es tenernos dentro de algo a lo que realmente hay que temerle… nuestra zona de confort. Ese sofá super cómodo en donde estamos tranquilos, creemos que no nos falta nada, que llegamos a nuestro tope. Cuando estamos en la zona de confort a veces creemos todo nos llega «fácil», y lo cierto es que nada es fácil, lo que nos pasa es que llegamos a acostumbrarnos a hacer las cosas de cierta manera, al estrés, a la rutina.

¿Cómo salir de tu zona de confort?

Lo primero que debes hacer para salir de tú zona de confort, y esto lo aprendí de Michelle Poller de Hello Fears (Hola miedos) es enfocarnos en la meta y al hace eso, al ver que la meta te va a traer tantas satisfacciones y momentos de felicidad, le vas a poner corazón, pasión a eso que quieres lograr.

Lo más importante de vencer los miedos es saber reconocerlos, identificarlos y afrontarlos pensando en la meta y, como siempre digo, disfrutando el proceso. Porque pienso que, aunque la meta te cambie, aunque tengas que ajustarla por una que igual te de satisfacción pero que sea más realista y rentable, si no disfrutas del proceso no vas a disfrutar el resultado. Disfrutando el proceso podrás aceptar los cambios que vienen. Podrás afrontar las dificultades, salir de ellas con optimismo y vas a ser constante, consistente y sobre todo resiliente.

La terapia con un psicólogo suele también ser de apoyo sobre todo cuando no se tiene muy claro a dónde se quiere ir. Un buen coach puede guiarte y acompañarte para evitar que los miedos te vuelvan a jugar una mala pasada. Decidas hacerlo solo o con apoyo, lo que debes que tener claro son tus metas y estas tienen que ser realistas para ti.

Como ya mencioné, el disfrutar del proceso es clave, porque cada paso te acerca a tu meta, y eso te automotiva. Por cierto que sobre la automotivación ya hice un podcast.
La paciencia es algo que debes tener a tope, porque esto no va a ocurrir de la noche a la mañana. Poco a poco irás recuperando la confianza en ti mismo, en tus capacidades y te darás cuenta de que tus instintos no te van a fallar tanto como crías.

Hoy te invito a tenerle miedo a tu zona de confort y a mantenerte alejado de ella, al hacerlo estás dejando de autosabotearte.

Hasta aquí las Claves para aprender y crecer de hoy. Yo soy @MaViGangi hasta la próxima. Chao.

Foto: Shutterstock

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0