Noviembre 03, 2020

Cómo definir tu público meta

Cómo definir tu público meta

Claves para aprender y crecer por @MaViGangi / ¿Tienes claro el negocio que quieres pero no sabes a quién venderle? ¿Tienes tiempo creando contenido pero cero clientes? ¿Sientes que te falta algo para poder conectar bien con tu audiencia? El problema podría ser que no tienes bien definido a quién va dirigida tu marca, producto o servicio. En estas claves para aprender y crecer te voy a ayudar a definir tu público meta.

Cuando hablamos de redes sociales para una marca personal, una empresa o un emprendimiento, siempre hay que comenzar por la estrategia, porque esta es el mapa que vas a seguir para poder lograr lo que quieres.

Una vez que se tienen los objetivos establecidos, el siguiente paso es determinar el público meta. No basta con tener el objetivo claro, una estrategia de marketing exitosa es la que da lo que la gente necesita. Y para eso se debe saber quiénes son esas personas.

Escucha «Cómo definir el público meta • Marketing y Redes Sociales – Culturizando» en Spreaker.

¿Qué es el público objetivo o público meta?

El público objetivo o meta es lo que en marketing llamamos el target y precisamente se define como una descripción demográfica, socioeconómica y del comportamiento de un grupo de personas que son o serán los futuros consumidores del producto o servicio de la empresa. El target, es el blanco, la meta, a donde van dirigida las estrategias de marketing. Y sí, la idea es dar en el blanco.

Por ejemplo, en lo digital hablamos de conocer a tu audiencia cuando nos referimos a conocer a las personas con las que se está interactuando y conectando una marca.

Quiénes son tus seguidores en redes sociales, es lo primero que debes tener claro, así no sea una audiencia homogénea. Debes saber cuáles son sus intereses, sus hábitos, su perfil social, a quienes admiran, a quienes siguen y qué tipo de contenido consumen… Cuando sabes todo esto sobre tu audiencia, solo te queda comenzar a dar las respuestas que ellos necesitan.

¿Cómo sabes quién es tu audiencia?

Hay muchas maneras de hacerlo, comenzando por lo básico, preguntándoselo a ellos mismos, a través de encuestas. También se logra a través de contenido que los invite a reflexionar y a compartir lo que piensan. Otro básico, es usando las estadísticas que da cada red social, por ejemplo, al saber la edad promedio de tus seguidores puedes determinar a qué generación pertenecen.

En marketing digital, una de las cosas más importantes que se deben hacer es saber segmentar al target, esto se hace describiendo el Buyer persona. Este es otro concepto que se utiliza en marketing, el Buyer persona o simplemente persona. Se trata de una descripción más detallada de ese cliente que forma parte de tu público objetivo, y debe incluir características tan específicas como la edad de la persona, dónde trabaja, cuáles son sus hábitos, qué lo emociona, en qué cree, qué hace en su tiempo libre, cuales son sus costumbres, quién lo influencia, en qué redes sociales hace vida digital, que lo mueve a comprar, dónde compra, cómo paga…

Todo esto se utiliza para generar estrategias digitales que lleguen en lo emocional, que al final es lo que hace que esa persona sea tu cliente, e incentiva su fidelidad a tu marca. Recuerda, el contenido que generes para tu audiencia, se va a traducir en ventas, solo si llevas bien las riendas de tu estrategia.

Cuando tienes claro tu público meta o quiénes son las personas que quieres como clientes, puedes atraerlas con contenido que conecte y hacer crecer tu propia audiencia.

Lo que quiero que entiendas con esto es que, ya sea que tengas una audiencia, ya sea que tengas que segmentar a tu público meta -por ejemplo cuando estás creando un Ad en Facebook-, o ya sea tengas que construir una audiencia,  debes tener claro el perfil completo y detallado de esa persona que va a estar consumiendo tu contenido.

Algo sobre lo que no todo el mundo habla…

Cuando la audiencia que ya tienes creada en las redes sociales no está dentro del público objetivo que tienes establecido para tu producto o servicio, no todo está perdido, siempre tienes la opción de transformar con creatividad tu mensaje y tus objetivos, presentarlo de una manera en la que esas personas que ya tienes atentas a lo que tienes que decir en redes acepten el mensaje. También tienes la posibilidad de crear una audiencia nueva, desde cero, creando nuevas cuentas en redes sociales, nuevos arrobas. Esto último lo recomiendo sin dudar cuando se tienen unas cuentas con las que se han infringido las políticas de la red social (por ejemplo comprar seguidores), cuando te mudas y tu negocio -que puede ser una tienda- ahora tiene su sede en otro país o ciudad.

Cuando no conoces a tu público, la comunicación puede ser en muchas ocasiones la equivocada. Por lo general, quienes no tienen definido el público objetivo, solo se centran en lo que la empresa o la marca quieren hacer, en lo que quieren comunicar… Este es un error bastante común, sobre todo cuando los emprendedores no se asesoran bien y comienzan a crear un negocio sin estructura. Créeme, que ahorrarás muchísimo dinero, te evitarás mucho cansancio y frustración si tan solo comienzas por hacer una estrategia bien estructurada y, por supuesto, que no basta con tenerla, hay que ejecutarla.

Solo al ejecutar la estrategia y midiendo sus resultados, es como se puede saber si está funcionando o no. Como todo en los negocios, esto sirve para tomar decisiones a tiempo y hacer cambios en donde sea necesarios.

En digital, una de las cosas más valiosas que existe es tener a tu audiencia bien definida y conectada con la marca.

Te espero en @MaViGangi para que me cuentes cualquier duda que tengas al plantear tu público meta o al conectar con tu audiencia.

 

 

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0